Este alojamiento de lujo en Londres,  diseñado por el prestigioso despacho de arquitectura británico Harrison Varma, cuenta con más de 3.000 metros cuadrados de espacio habitable, y está situado en una calle privada con seguridad 24 horas al día. La casa dispone de 7 dormitorios, 9 baños, 3 salas de recepción, un cine, una piscina