La sede milanesa de D&G ocupa una superficie de 5.000 metros cuadrados y es el resultado de un cuidadoso proceso de consolidación y remodelación de los dos edificios adyacentes, que data de la década de 1920 y otro de 1960. El diseño juega un papel importantísimo en el contraste entre los volúmenes, permitiendo que las