Ivorypress presentó, dentro del ciclo de arquitectura que celebra anualmente en otoño, la exposición Zaha Hadid. Beyond Boundaries, Art and Design. La exposición, inaugurada el 4 de septiembre de 2012, plantea una panorámica de la producción artística de la arquitecta Zaha Hadid (Bagdad, Irak, 1950), en la que se refleja su personal y poco ortodoxa visión del mundo.

La estética de Hadid dinamita la tradición, en la línea de figuras visionarias como Leonardo da Vinci y Frederick Kiesler. El trabajo de esta arquitecta, que fue la primera mujer reconocida con el prestigioso Premio Pritzker en 2004, va más allá del diseño de edificios y abarca el dibujo, la pintura, el relieve, la escultura y las instalaciones, además del diseño de muebles y objetos. Tal y como describe el comisario de la muestra, el estadounidense Kenny Schachter, en la mirada de Hadid “el arte, el diseño y la arquitectura se funden para explorar los límites estéticos de tantas formas y maneras como uno pueda imaginar”. 

En palabras de Schachter, “lo que realmente resulta inspirador e intrigante de la obra de Zaha Hadid es la imaginación, la capacidad inventiva y la insaciable expresión de curiosidad y creatividad”. Desde una sensibilidad naturalista y humanista, Hadid “desafía al encasillamiento en un mundo cada vez más caracterizado por la uniformidad”, subraya el comisario.

Algunas de las obras recientes de Zaha Hadid, tales como el MAXXI: National Museum of 21st Century Arts en Roma o el London Aquatics Centre para los Juegos Olímpicos de 2012 son muestras de cómo la arquitecta iraquí lanza un desafío para crear un espacio fluido y complejo. Es una forma de plantear el trabajo arquitectónico que transforma nuestra visión del futuro con nuevos conceptos y formas visionarias, como puede apreciarse también en edificios como el Guangzhou Opera House en China o el intercambiador Hoenheim Nord Terminus en Estrasburgo.

Desde su estudio con sede en Londres, Zaha Hadid Architects, la arquitecta lleva ese mismo planteamiento creativo a objetos como bolsos, cuberterías, joyas, objetos de decoración o piezas de mobiliario, como la Z-Chair o la mesa Liquid Glacial. Estas dos últimas piezas, junto con una amplia selección de obras –instalaciones, maquetas, pinturas, dibujos, muebles y hasta objetos domésticos–, conformarán la exposición que plantea una visión de estructura horizontal, “según la cual un edificio se ve con la misma luz y se le confiere tanta importancia como a una cuchara”, señala el comisario de la muestra, que podrá visitarse en Ivorypress hasta el 3 de noviembre.

vía.

El ParaleX